La alimentación del Pug

La alimentación del perro adulto

En el caso de los perros de raza pequeña se considera que son adultos entre los 10 y los 12 meses de edad. Ese es el momento en el que debemos cambiar el pienso que le estemos dando de cachorro por uno diseñado para adultos. Existen herramientas para ayudarnos en ese proceso de cambio y de elección. Por ejemplo, en esta web de venta de piensos para perros puedes encontrar el alimento acorde a la etapa de crecimiento de tu pug gracias a los diferentes filtros con los que cuentan para ayudarnos a llegar a la comida más enfocada a las características de nuestra mascota.

Como en todo proceso de cambio de pienso es importante hacerlo paulatinamente, mezclando inicialmente los dos alimentos por varios días antes de hacer el cambio definitivo para evitar afectar su sistema gastrointestinal.

De igual forma, la frecuencia también cambia. En la edad adulta nuestros perros deben comer una o dos veces al día. En mi opinión es preferible dividir la porción diaria en 2 momentos para que el periodo sin comida no sea tan largo y para que el cambio de frecuencia sea más fácil de asimilar.

Comida hecha en casa

Hace unos 20 años era común que nuestras mascotas fueran simplemente alimentadas con las sobras que quedaban de comida en la casa. Aunque lo anterior no era lo más recomendable ahora existe una nueva corriente que retoma esa idea, de alimentar a nuestro perro con comida preparada por nosotros mismos, pero lo hace de una forma planeada y controlada.

La ventaja de los piensos es su practicidad y que cuentan con un balance entre los diferentes nutrientes que necesita nuestro perro, pero aquellas personas que por la razón que sea prefieren alimentar a su perro con sus propias recetas pueden hacerlo siempre que busquen ofrecer un alimento balanceado y se alejen de algunas cosas que pueden dañar a su mascota, huesos cocidos que pueden romperse y perforar el intestino, por ejemplo.

Las recetas más comunes incluyen arroz, pollo, carne, huevos, zanahorias, guisantes entre otros vegetales. La verdad, si quieres optar por esta opción es muy importante investigar y asesorarse bien para optar por recetas que realmente beneficien a tu perro.

Un punto medio es alimentar a nuestro perro con piensos y complementarlo algunas veces a la semana con una adición de pollo, carne o vegetales. También, una buena opción es usar como premio o golosinas trozos de frutas o verduras.

La alimentación en los cachorros

Muchos de nosotros recibimos a nuestros pugs cuando apenas tienen unos pocos meses de edad. Dos o tres meses, por lo general. A esa edad ya nuestros pugs deberían estar consumiendo un alimento seco o húmedo especial para cachorros.

Durante el primer mes de vida los cachorros se alimentarán exclusivamente de su madre, y luego empezarán el proceso de destete el cual finalizará alrededor de las 6 u 8 semanas. Es decir, a partir del mes de nacido un perro empezará a consumir alimento en adición a la leche materna y a los dos meses, por lo general, es cuando nuestro pug empieza a consumir pienso para perros exclusivamente.

Desde luego, las necesidades de un cachorro son muy diferentes a las de un perro adulto. Durante los meses de desarrollo y crecimiento de nuestro pug la calidad de la alimentación es fundamental para ayudar a un crecimiento y desarrollo sano de huesos, músculos y articulaciones. Por eso los alimentos para cachorros tienen mayores niveles de grasa, calorías y proteína. Además la frecuencia debe ser mayor, en promedio lo idea es porciones pequeñas unas 4 veces al día.

Los amantes de esta linda raza braquicéfala también prefieren al Bulldog Francés, al Pequines y al Boxer.